La búsqueda de la felicidad en el Helenismo

Señala una máxima, idea o precepto de una de las escuelas helenísticas que en tu opinión sea eficaz para poder alcanzar la felicidad. Argumenta el porqué de tu elección. A partir de las opiniones expresadas podéis también debatir con el resto de los compañeros el valor de cada una de estas ideas. No olvidéis ser claros, breves y concisos

Anuncis

Quant a José Vidal González Barredo

Catedràtic de filosofia de l'Institut Salvador Dalí del Prat de Llobregat
Aquesta entrada ha esta publicada en Debats, L'àgora. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

36 respostes a La búsqueda de la felicidad en el Helenismo

  1. Gerard Culla ha dit:

    Como bien hoy has explicado en clase, mi intervención va a ser algo ecléctica. Por una parte, no podemos saber cual es el fin último del ser humano con certeza, ni siquiera si existe o es mera casualidad (por lo que yo me decanto), al menos hasta el momento (escépticos).

    Como no podemos saber qué hay después de esta vida, creo que la mejor opción es tratar de vivir bien mientras dure; es decir, buscar la felicidad. Lo que nos proporciona la felicidad es el placer, y cada individuo tiene sus placeres predilectos, así que debe perseguirlos para alcanzar la felicidad (epicúreos), sea el que sea (lógicamente siempre respetando las libertades de los demás). Como contrapunto, no pienso que se pueda hacer una clasificación general de los placeres y construir una jerarquía, porque los placeres on puramente subjetivos y cada uno les atribuye un valor en función de la felicidad que les proporciona. De esta manera hay gente a la que le encanta leer, y otra que lo detesta, por ejemplo, y no por eso son mejores ni peores.

    Encuentro también bastante loable la actitud de los cínicos, que pretenden mejorar la sociedad (a su manera). Sería ideal que todo el mundo tratara de contribuir postiviamente a la mejora de la sociedad, pero posiblemente esto sería para muchos una molestia que en ciertas ocasiones podría disminuir el grado de felicidad, por lo que respeto el hecho de que se aparten de la política (como el Jardín). Igualmente, no creo que su idea de la autosuficiencia sea una opción que nos beneficie, porque el ser humano es un animal social (como ser pájaro y no querer volar, no querer aprovecharlo).

    Finalmente, los estoicos. Considero bastante complicado conseguir alcanzar tal estado en que todo te sea igual, pues es el destino. Personalmente no creo en el destino, por lo que me desvinculo bastante de los estoicos. Me parece imposible ser feliz en un estado de ataraxia; vale, tampoco estarás triste, pero no estar triste no significa estar feliz: es el equilibrio máximo, ni frío ni caliente. Y vivir así es como no vivir.

  2. Oscar Blanco Acuña ha dit:

    Tal como ha hecho Gerard o como hicieron los pluralistas voy a defender una posición ecléctica. Partiendo de que no podemos saber con certeza cual es el fin de la vida humana o directamente no podiendo afirmar que tenga un sentido; pero si negamos la transcendencia como los epicureos debemos intentar conseguir la felicidad en esta vida.

    En un sentido ético y político, y con el objetivo último de la felicidad individual y social, me parecen muy útil la crítica de la superstición y el conjunto del tetrafármaco de los epicureos pues facilitan el camino de la ciencia y la racionalidad. De los estoicos es útil la cuestión de evitar preocuparse por aquello que es necesario y no podemos evitar (sobretodo el paso del tiempo) porque me parece una muestra de madurez y evitaria algunas conductas deplorables (cirugia estética). De los cínicos creo que hay dos cuestiones a rescatar: por un lado, su sentido crítico como remedio al immobilismo y el pensamiento dogmático y, por otro lado, la propuesta de una vida más sencilla en cuanto a lo que poseemos como una forma de redistribuir la riqueza y favorecer el bienestar social.

    Finalmente, de todos ellos quisiera destacar su intelectualismo todos entienden que la realidad es compleja y que debemos conocerla lo más posible para estar en disposición de llegar a la felicidad.

  3. A Gerard, aún admitiendo que los placeres pueden ser relativos según los gustos de los individuos eso no quita que sea posible una reflexión general que nos permita un conocimiento mejor de cuáles, por su naturaleza, son los mejores para el ser humano (al margen de las diferencias individuales). En tal caso se puede argumentar si es útil la distinción que hacen entre el placer en movimiento y en reposo, o sobre si lo es la diferenciaciación de los diferentes tipos de deseos.
    – La ataraxia es serenidad de ánimo y creo que ello puede identificarse con la felicidad en gran medida: que tranquilo estoy, no tengo ninguna preocupación, ¡qué bienestar!. A veces creemos que la felicidad sólo aparece asociada a las pasiones extremas, a la euforia y quizás deberíamos pensar si es claro que eso sea así.
    A ambos, creo que me expliqué mal pero los cínicos no pretenden reformar o mejorar la sociedad (cosa que es imposible, los males tienen su origen en la misma organización social, sea cual sea ésta). Son radicalmente individualistas, su libertad e independencia es el valor más preciado, que buscándola ello tenga efectos beneficiosos sobre los demás es para ellos lo de menos (en gran medida).

  4. nohely ybert ha dit:

    Yo creo que de todas las filosofías del helenismo, con la que estoy tal vez más de acuerdo es con la epicúrea ya que también, aunque creo en Dios, tengo una postura escéptica en lo que se refiere a la creencia de una vida post mortem, así pues creo que hay que aprovechar “esta vida” intentando ser feliz y realmente lo que en mi opinión nos hace felices son los momentos en los que sentimos placer o simplemente no sentimos ningún tipo de angustia (dolor), también estoy completamente de acuerdo con que hay que reflexionar sobre los placeres porque no todos son iguales i que los naturales y necesarios están al abasto de todos los seres humanos, pero en cuanto a la clasificación creo que lo importante realmente no es lo necesario del placer sino la medida en la que el individuo “abuse” de este, en este punto creo que sería más de una ideología casi aristotélica porque pienso que la forma de buscar la felicidad es aprendiendo a gozar de los placeres en una justa proporción ya que el abuso o el déficit de alguno en concreto siempre es malo para la vida. Según los estoicos la mente es como una hoja en blanco que se va llenando de la imprenta que deja la vida en nosotros; tal vez y solo tal vez la verdadera felicidad este en la capacidad que tenga alguien de poder evocar algo por que ya lo ha vivido antes si en ese momento no lo tiene y si en ese momento lo tiene entonces disfrutarlo.

  5. Raúl Sáez ha dit:

    Sin lugar a dudas estoy de acuerdo con lo que proponen los cínicos, aunque el hecho de conseguir aquello que defienden se vuelve una tarea algo complicada al intentarlo. Según su parecer, la felicidad se alcanza cuando nos hemos liberado de las intensas ataduras de la sociedad, cuando nos alejamos de la civilización y alcanzamos de esta forma un estado de bienestar infinito derivado de la tranquilidad que nos proporciona el hecho de ser libres.
    Esto es una decisión muy acertada, aunque llevarla a cabo puede suponer un camino muy costoso, puesto que es tan grande la influencia de la sociedad en todos nosotros que sus garras sueltan con poca facilidad a sus presas, es decir, los seres humanos. Pero si por casualidad llegamos a conseguir esto el equilibro que hallaremos será inigualable, habremos encontrado algo muy valioso, que no tendríamos que dejar escapar. La tranquilidad, la libertad, el hecho de no sentir sobre nosotros cuerdas que guíen nuestros pasos cual marionetas de feria nos provoca, sin duda, un estado de satisfacción increíble.
    Sin embargo, el principal problema de los humanos es que han creado algo monstruoso. Han creado un entramado muy complejo en el que la vida se vuelve algo muy complicado y pesado de llevar. Hemos llegado al punto de necesitar de esa complejidad para autorealizarnos. La sociedad nos ha creado necesidades artificiales que cada vez ansiamos más y que cada vez nos atrofian más la mente. Y todo esto cuando la vida es algo mucho más simple, algo mucho más sencillo de comprender. Tendríamos que volver, como dicen los cínicos, a la naturaleza.
    Por esto la propuesta cínica es muy adecuada. A través del individualismo y de la consecución de la libertad podremos llegar a ser felices, conseguiremos el tan ansiado equilibrio interior.
    Cabe destacar aún otro punto, un error que se podría cometer. No debemos pensar, al menos desde mi punto de vista, que lo bueno es aislarse de toda forma humana. Pero sí mantenernos un poco al margen de la civilización, sin empaparnos mucho de ella, la cual cosa no es demasiado positiva.
    Finalmente también me parece correcta la decisión de los cínicos de no participar en política, ya que, como dice Nietzsche:
    “Estado se llama al más frío de todos los monstruos fríos. Es frío incluso cuando miente; y ésta es la mentira que se desliza de su boca: “Yo, el Estado, soy el pueblo”. El Estado sólo hace que causar diferencias y dejar toda una serie de cadáveres a su paso, cadáveres que ya nunca podrán optar a la felicidad porque nunca han gozado de libertad alguna. Por esto defiendo el hecho de alejarnos de todo en la medida que nos sea posible, evitar su influencia.
    Y cuando hayamos cumplido todo esto llegaremos a ser felices y podremos observar el mundo tal cual es, sentados en una silla con un libro, unos folios y un lapicero a ambos lados y dirigiendo la vista al infinito. Una imagen para recordar, sin duda, y muy difícil de de llevar a cabo.

  6. Noemí Jensen Magaña ha dit:

    Yo considero que Epicuro utiliza el mejor método para llegar a la felicidad.

    El identifica la felicidad con el placer y éste con la ausencia de dolores. En mi opinión es cierto que estás en un estado de felicidad cuando no tienes ningún tipo de dolor, preocupación…( ataraxa y aponía).

    Otro aspecto con el que estoy de acuerdo es con el hecho de que, para conseguir la ausencia de dolores, te indica una serie de aspectos a los cuales no tienes que temer ya que no te afectarán en ningun momento como por ejemplo el miedo a los dioses, a la muerte…

    Cuando hace la clasificación de los deseos indica que para vivir solamente son esenciales los deseos naturales y necesarios dice otra certeza ya que como podemos observar en el mundo actual millones de personas tienen la vida con lo necesario e incluso escaseandole ésto último.

    Para ejemplificar mi aportación podría decir que un niño al cual le escasea el agua en s u vida diaria aunque es un deseo natural y necesario le haces feliz si le das una garrafa de agua porque alivias el dolor que su escasez le provocaba.

  7. Alexis ha dit:

    Todo y reconociendo-me en algun aspecto del resto de escuelas de el Helenismo, creo que con la que más me siento identificado es con la de Epicuro:

    1. Porqué entiende la naturaleza de manera materialista i mecanicista i que todo conocimiento provine de los sentidos, porqué si no pudiesemos oler, observar, oir, tocar.. no podriamos llegar a razonar las cosas, no habria manera de tener conocimientos que el alma pudiese razonar, es decir que el lo dice así: “El pensamiento és una espécies de sensación mediata que procede de la superposición de sensaciones inmediatas”.

    2. Epicuro a su manera de entender la felicidad dice que ” El Hombre busca el placer i huye del dolor” i entonces asocia la felicidad con los placeres(hedonismo).
    Donde coincidie con mi punto de vista, porqué qual es el origen de la existencia sino somos felices?, encima que tenemos el privilegio de poder sentir i valorar las cosas, porqué vamos a dejar de lado ese privilegio que produce el cuerpo como satisfacción.
    Por ejemplo de la misma manera cuando pones la mano en el fuego, tanto tu cabeza como tu cuerpo sienten el dolor i quitas la mano rapidamente porque sienten que algo no va bien que testa aciendo daño, al contrario cuando estas teniendo un placer prefieres mantener i alargarlo el maximo tiempo possible porqué ese estado te esta produciendo una satisfacción, si nunca tuvieseses placeres a mi manera de ver es como si actuases mal, lo calificaria como Aristoteles caracteriza el anima que se deja llevar por las pasiones que acavaria vagando por el Hades, solo que yo creo que no tener placeres seria algo semejante a eso vagar por la vida como una sombra fantasmal no tendria sentido la vida porqué si no puedes disfrutar que sentido tiene todo?
    Luego vuelvo a coincidir con el sobre que placeres hay que elegir, no creo que se tenga que elminar todos los placeres que nos agan daño en el cuerpo si luego se recompensa con otro estado de placer como por ejemplo:o el alcohol desde mi punto de vista tenemos que moderarnos porque es un placer que hace daño al cuerpo pero el efecto que te produce es un estado de euforia i satisfacción, donde aquí actua nuestra voluntad i personalidad en elegir de los placeres que nos hacen daño cual debemos alejar i cuales no.
    Porqué algunos llevan a la destrucción del propio cuerpo es decir hay que saber valorar como en una balaça que te sale mas a cuenta i eso depende de cada personalidad, en resumen buscar tu equilibrio(Ataraxia).

    3-I por ultimo considero la amistad i la solaridad como placeres superiores donde yo tambien deseo la feliciddad a todos los humanos porqué todos peretenecmos a la misma naturaleza i no tendrian que haver diferencias sociales, donde todos tendriamos que ayudanos en todos i tener una buena relación aunque no se así pero todo i esta solaridad creo tambien que principlalmente lo que uno ha de mirar es conseguir su propia felicidad independeinte mente del resto de peesonas por lo tanto viviendo en una cierta manera aislado i oculto acavaras consiguiendo la felicidad i la paz interior que es el fin de cada persona segun mi criterio.

  8. Miguel Ángel ha dit:

    Presento una tendencia favorable a los Epicúreos (dentro de los helenistas) en la manera de llegar a la felicidad y percibir esta como el fin ultimo, ya que todo ser humano por naturaleza tiende a buscar el placer y huir de aquello que produce dolor.

    Ejemplifico mi posición mediante el hecho de que un niño pequeño (cuando aún no sabe hablar) cuando se cae y se hace daño llora, y por naturaleza cuando el niño vuelve a caer y no se hace daño, tiende a llorar ya que su cerebro asocia esa idea de caer al dolor y no le gusta. En cambio cuando le dan una “chuche” y le gusta mediante los gestos le pedirá mas, con esto se refleja la huida del dolor y la búsqueda del placer.

    Estoy de acuerdo en que el futuro después de la muerte es incierto, nadie lo sabe pero muchos lo intentan descifrar y en mi opinión creo en la posibilidad de una vida después de la muerte pero al no saber nada de esta vida post-mortem creo que hay que intentar conseguir la felicidad del presente porque todo futuro es incierto (no sabemos lo que puede pasar mañana) y hay que conseguir aquello que te produce satisfacción (placer).

    Comparto muchas ideas de los diferentes helenistas, de los Epicúreos su manera de conseguir o concebir la felicidad, de los Estoicos estoy de acuerdo en la creencia del destino (no puede ser una justificación de algo que haya salido “mal” por ejemplo: He robado un banco porque necesito dinero y cuando me atrapan digo en el juicio: Esta escrito en mi destino!)una vez que se asume este (el destino) se consigue la libertad absoluta, de los Cínicos comparto la idea de que la felicidad es la libertad absoluta (que se consigue a través de aceptar el destino y la búsqueda de los placeres huyendo de los dolores) y con los Escépticos comparto la idea de que la felicidad es la finalidad ultima.

  9. Pau Mamano ha dit:

    Por mi parte, la mejor posición me parece la de los epicúreos y en segundo lugar pondría a la de los cínicos.
    Los epicúreos creen que la felicidad se consigue con los placeres y rehuyendo el dolor. Me parece un muy buen argumento pero, para mí, tiene una pega y es que realmente los placeres son más placenteros, y los disfrutamos más, cuando antes no los teníamos. Lo que quiero decir es que al estar siempre disfrutando de los placeres los aborreceríamos o nos dejarían de agradecer. Para llenar una cosa antes tiene que estar vacía y si no sufrimos un poco alguna vez nunca seremos felices de verdad.
    Que se disfruta más, una bebida cuando se tiene sed o cuando ya has bebido?
    Por otra parte también creo que para ser feliz es muy importante ser libre. Las murallas que la vida en sociedad pone ante nuestras posibilidades es muy grande. Desde que nacemos, según donde nacemos, ya hay un modelo de vida establecido para nosotros. Y quizás nunca llegaremos a saber que realmente lo que nos hace felices es vivir de otra manera.
    Quien sabe que es lo más divertido y enriquecedor para nosotros? Si no lo descubrimos por nosotros mismos quien lo hará? Bien, pues creo que para conseguirlo hay que ser libre para que ningún obstáculo impida nuestra “investigación” acerca de lo que realmente nos hace sentir bien.

  10. David Maturano Restoy ha dit:

    Como la mayoría de mis compañeros, la tendencia con la que me siento mas identificado es con la de los Epicúreos, la filosofia de los cuales estaba basada en el atomismo de Demócristo.
    Además eran apolíticos, es decir, su interés principal no era la vida en sociedad, sino la búsqueda de la felicidad a través del placer personal.

    También tenían una característica muy especial tratándose de la sociedad de la época: mostraban i afirmaban la igualdad entre el hombre y la mujer (en “el jardín”, lugar de reunión de los Epicuros, se admitían tanto hombres como mujeres, ya fueran ricos, pobres o incluso esclavos, pero siempre que supiesen leer), y no estaban interesados en llamar la atención o causar un gran impacto en la sociedad (su lema era “pasa desapercibido mientras vivas”).

    Para encontrar la felicidad, era primordial satisfacer los deseos y encontrar el placer. Para encontrar el placer, antes debia haber aparecido una necesidad a partir de un desequilibrio en nuestro cuerpo (como el sueño, que te produce la necesidad de dormir).

    A partir de la forma en que podemos superar esta necesidad encontramos los placeres en reposo o placeres estáticos, y los placeres en movimiento o placeres dinámicos.
    Estos últimos nos producen una satisfacción temporal de la necesidad (si tenemos sueño, el placer en movimiento se produciría a partir de hecharte una siesta, pero un rato más tarde volverias a encontrarte con esa necesidad).
    Los placeres estáticos, en cambio, nos producen una satisfacción completa del deseo o la necesidad, lo cual los produce un placer superior, y hace que no volvamos a tener la necesidad durante mucho más tiempo (si tenemos sueño, en lugar de hecharnos una siesta, lo que debemos hacer es dormir hasta que ya no tengamos más sueño, lo cual nos permitirá eliminar la necesidad de dormir durante mucho mas tiempo).

    Por último, estoy también de acuerdo (dentro de los Epicúreos) con los tres tipos de placeres que ellos identifican, que son los naturales y necesarios, los naturales pero no necesarios y los que no son ni naturales ni necesarios.

    Los primeros sirven para eliminar el dolor, y son a partir de los cuales se llega a ser feliz.
    Los segundos no eliminan el dolor, pero te provocan una situdación de placer. Estos sirven para tener una vida placentera.
    Los terceros lo que buscan, en cambio, no es el disfrute personal, sino el reconocimiento de los demás, lo cual te acaba provocando infelicidad i vivir constantemente pensando en los demás.

  11. Eric Murillo ha dit:

    Cada escuela ha definido un estilo de vida diferente de la que nosotros podemos extraer lo mejor de ellas, no obstante, considero que mi manera de pensar coincide mas con el estilo de vida de Epicuro.
    Yo me considero bastante escéptico, no creo en un destino ni en un más allá. Realmente no creo que la vida se haya de vivir estoicamente, quizás sea cierto el hecho de que encontrar la ataraxia nos haga felices, pero también puede ser que el hecho de no conocer lo malo, implique no poder disfrutar de lo bueno.
    Ese estado de calma puede suponer bienestar pero los momentos felices se producen, cuando algo que no suele suceder, sucede y te agrada. Además el hecho de vivir apáticamente implica no luchar por nada, simplemente aguantar todo lo que viene porque ya está escrito.
    Considero que cuando hay algo por lo que luchar, por un deseo, el trayecto hasta alcanzarlo y el hecho de conseguirlo, es lo que nos hace felices. Estoy totalmente de acuerdo con Epicuro, los seres humanos buscamos el placer y huimos del dolor.
    Nuestra finalidad siempre ha sido la felicidad, si bien ahora para ser felices necesitamos de muchas cosas materiales, también hay gente que es feliz sin nada material, pero siempre ésta felicidad se identifica con un placer. Para gustos los colores y para deseos lo mismo.
    No creo que sea necesaria una clasificación de los placeres, sino más bien encontrar los placeres necesarios para poder vivir y ser felices con eso. Como ejemplo el ejecutivo que lo tiene todo pero no es feliz, y la familia que con tenerse los unos a los otros sí que lo es. Esa familia quizá tenga lo mínimo, y creo que eso es lo que hay que estudiar y dividir, lo necesario y lo innecesario.
    Pero en esta sociedad consumista el deseo se ha convertido en tener un coche caro, en comprar ropa de marca, etc. Y todo esto lleva a aquellas personas, de quiero y no puedo, que nunca serán felices porque no pueden tener lo que quieren. ¿Eso implica volver a la prehistoria para ser felices teniendo poco? Por supuesto que no, debemos aprovechar que la tecnología avanza y que cada día podamos tener cosas interesantes, pero esto solo ha de endulzar la vida no hacer dependerla de ello.

  12. María Carrasco ha dit:

    Para mi no hay ninguna escuela del Helenismo que me convenza, pero si hay una parte del pensamiento de los epicúreos que me gusta en el sentido de que la felicidad se consigue a trravés de los placeres del alma, es decir del conocimiento, la amistad… La inteligencia nos ayuda a saber escoger y eso nos dará una tranquilidad y un equilibrio que es lo que nos llevará a conseguir la felicidad. Estoy de acuerdo con esto porque no hay nada peor que encontrarse en una situación en la que no sabes qué hacer o cómo resolver.

    Por otro lado, estoy de acuerdo con los estoicos en que la virtud es el bien supremo que se consigue a través de la razón y no de las pasiones. A mí me da la felicidad el intentar superarme día a día y aveces conseguirlo, aunque el camino sea duro y tenga que dejar a un lado muchas cosas que me gustaría hacer. Cuando lo consigo llego para mi a un estado que para mi es la felicidad.

  13. Alicia Valero ha dit:

    El concepto que yo tengo de felicidad también se asemeja más al de los epicúreos. Al igual que ellos, yo también creo que el dolor y las pasiones son los motores de nuestra existencia, y que no podremos conseguir la felicidad si ignoramos nuestros deseos. Evidentemente, tenemos que ser capaces de escoger bien: evitar esos placeres a los que los epicúreos llaman “destructivos” y anteponer los placeres superiores a los placeres efímeros y egoístas para así lograr la unión de la felicidad de los seres humanos. Al contrario que los cínicos, creo que el ser humano necesita la sociedad para poder ser feliz, que desvinculándose de ella y siendo completamente individualista no conseguirá la eudaimonia, pues pienso que la felicidad es algo que tiene que compartirse con otras personas. Es verdad que la sociedad nos ha creado necesidades artificiales y que algunas veces hace que nos sintamos atados. Es más, quizás si tuviésemos una vida tan sencilla como la del resto de animales, si sólo nos preocupásemos por satisfacer nuestras necesidades básicas, si eliminásemos esas necesidades ficticias que tanto nos angustian, podríamos conseguir la ataraxia con más facilidad. Pero evidentemente, es demasiado tarde para que el ser humano empiece actuar como el resto de animales. Es algo imposible, siempre lo ha sido, va en contra de su naturaleza. Además, incluso los animales viven en sociedad, ni siquiera ellos no son completamente libres y autosuficientes, también dependen los unos de los otros.
    La propuesta de los estoicos, el desprenderse de los deseos y actuar de manera imperturbable ante el dolor me parece una manera de deshumanizarnos. No podemos olvidar que una de las características del ser humano es que tiene sentimientos, que es completamente normal que el dolor le afecte y que busque el placer y persiga sus deseos. Tanto el dolor como el placer forman parte de la vida de los seres humanos, y no podemos deshacernos de ellos tan fácilmente. No podemos convertirnos en plantas racionales sin ningún tipo de deseo ni objetivo, apáticas ante cualquier forma de dolor, que no luchan por lo que quieren porque va en contra del “destino”. Claro que no podemos dejar que el dolor nos derrumbe y que las pasiones nos arrastren, pero no de una forma tan extremista y radical. Tenemos que aceptar que el dolor y los deseos nos afectan y aprender a controlarlos sin eliminarlos, pues como he dicho antes, el hecho de sentir dolor y el que se cumplan nuestros deseos forman parte de la vida humana, de nuestro crecimiento personal, y además, condicionan nuestra felicidad.

  14. Noelia Sánchez Muñoz ha dit:

    Como muchos de mis compañeros dicen, yo creo que el mejor método para conseguir la felicidad es el que nos explica Epicuro, la finalidad del ser humano es la felicidad (eudemonismo moral) y esta se identifica con el placer.

    Como bien afirma Epicuro, el ser humano por la naturaleza, busca la felicidad y huye del dolor, ya que por tal de ser felices buscamos satisfacer esos deseos o placeres y huir de todo aquello que nos pueda hacer infelices.

    También estoy de acuerdo como afirma Epicuro, a saber diferenciar los deseos que satisfacen nuestro cuerpo de los falsos deseos. Como bien dice, nuestro cuerpo esta acompañado de una inteligencia que nos permite saber escoger a través del saber i la razón. Y somos nosotros los que tenemos que saber escoger i buscar el equilibrio.

    Por otra parte, para poder superar esos males que nos señala Epicuro (miedo a los dioses, miedo delante de la muerte, el dolor del sufrimiento, entre otros.), hace falta tener un conocimiento de la verdadera realidad i de nuestra situación.

  15. Ivan Vizacaíno ha dit:

    Personalmente estoy a favor con lo que proponen los cínicos. Según los cínicos la felicidad se alcanza cuando hemos sido capaces de liberarnos de los lazos con la sociedad, por lo que cuando nos alejamos de la sociedad y de la civilización humana llegamos a conseguir un estado de bienestar personal al conseguir romper los lazos con la sociedad.
    Para mi esta idea es muy acertada, ya que propone de una manera individualista alcanzar la felicidad, el problema es que hacer realidad esta idea puede ser muy complicada, porque la sociedad hoy en día tiene una gran influencia en todas las personas, y es muy poco que una persona consiguiera romper todas sus ataduras con la sociedad. Por tanto si llegaremos a conseguir que la persona encontrara la armonía que proponen los cínicos, llegaríamos a alcanzar un estado de felicidad individual indescriptible.

  16. yaiza ha dit:

    La verdad es que como a María, ninguna postura me gusta pero si tengo que decidir sobre una, sería la de los Epicúreos. Estoy más o menos a favor, porque, es cierto que el ser humano busca por naturaleza el placer y huye del dolor. Además yo creo, igual que ellos, que no hay un más allá, cuando el cuerpo muere, el alma también, por tanto el alma es mortal. Aun así no considero que se tengan que refugiar en su propia soledad para buscar la felicidad ya que yo considero que la felicidad se puede obtener de muchas formas distintas como la amistad [ellos tienen la amistad como uno de los más importantes valores], y si te refugias en tu propia sociedad no se podrá conocer cosa nuevas que quizás te hagan feliz.
    Como he dicho antes, no me gustaba ninguna idea pero la idea de los estoicos la rechazo totalmente. No creo en el destino, por tanto no creo que para encontrar la felicidad tengas que cumplir serena y amorosamente lo que te depara el destino, considero que tenemos el poder de cambiar nuestro destino, de escribirlo por nosotros mismo.
    Como el ejemplo que pusiste en clase sobre un hombre que se lo lleva la corriente y va directo hacia un precipicio no veo lógico dejarse llevar hacia el, se tendría que luchar por salvarse y si después caes y mueres, si habrás muerto pero al menos lo habrás intentado no? Bueno este es mi punto de vista sobre este tema, aunque sigo diciendo que no me acaba de convencer ninguno.

  17. ¡Hola!,
    He leído vuestras aportaciones, algunas de ellas interesantes y valiosas. Quizás hecho en falta argumentar un poco más a partir de cosas concretas (cómo decía Sócrates) para ir ascendiendo en la búsqueda de lo deseable.
    He corregido poniendo en negrita algunos errores puntuales y deberíais tener más cuidado algunos con la profusión de faltas de ortografía.
    Podéis seguir argumentando o contra argumentando las ideas que defienden los que ya han intervenido. ¡Hasta el martes!

  18. Sergio Quirante ha dit:

    Yo creo que la teoría de la búsqueda de la felicidad más eficaz es la de los estoicos. La valoro como la más general pero al mismo tiempo más completa. Ya que supone superar dos obstáculos o actitudes muy marcados. Uno, asumir el destino una vez lo conocemos de la mejor manera ( me baso en el ejemplo del río con el cual nos lo explicaste). Y el otro, alejarnos de las pasiones para así poder tener una buena conducta humana basada en la razón y la cual acepta el logos universal. Así una vez superadas estas dos situaciones podremos alcanzar la felicidad porque tendremos todas las condiciones básicas para poder hacerlo.

  19. Oriol Aldea ha dit:

    Hola Vidal,

    Yo como otros tantos creo que la búsqueda de la felicidad de los epicúreos és la más buena o la que más me gusta, ya que como ellos creo que nunca es demasiado tarde para encontrar la felicidad, y que esta felicidad la buscamos huyendo de aquello que nos produzca dolor, y la buscamos la felicidad atraves del placer (hedomisme).

    Con lo que quizas no este de acuerdo con los epicúreos es cuando dicen que la filisofia sirve para aprender a vivir i conseguir así la felicidad.

    En el ejemplo que pusiste en clase del hombre que sigue su destino (en ese caso dejarse arrastrar por el río), pienso que en este caso igual que los epicúrios, el destino no está escrito y por tanto lo que pase no depende de nosotros.

    Por último igual que los epicúreos si aparece el dolor lo hemos de hacer lo más corto posible para que no nos perturbe, ni cree una preocupación innecesária y no podamos llevar una vida tranquila.

  20. Berta Martínez ha dit:

    Para mi y al igual que muchos de mis compañeros el modo con el que estoy más de acuerdo para alcanzar la felicidad es seguir la filosofia de Epicurio. Estoy de acuerdo en que el ser humano por naturaleza tiende a buscar los placeres y a huir del dolor. Por tanto, la felicidad se derivará de la satisfacción de estos placeres. Sin embargo no todos los placeres son iguales. Pienso que para ser feliz simplemente se tiene que buscar satisfacer los placeres estrictamente necesarios, como la alimentación. Ya que si buscas satisfacer placeres inecesarios una vez los has cumplidos sentirás la necesidad de cumplir otros, y por tanto nunca llegaras a una sensación de felicidad plena y de equilibrio. Así que hay que saber selecionar los placeres necesarios y huir de los otros que no nos proporcionaran la plena felicidad.
    También estoy totalmente de acuerdo en lo que Epicurio llama remedios para librarnos del dolor. Epicurio pone en duda la existencia de un dios y del destino, y yo coincido en ambas cosas, es más no creo en la existencia de ninguna. No creo que nadie este predestinado ni que sea judgado por un dios, ya que al igual que Epicurio no considero que el alma sea immortal.

  21. laura J Nigro ha dit:

    Crec en una filosofia individual: buscar el teu propi camí per arribar a la felicitat. Eudaimonia individual.
    Per què? Perquè considero que la felicitat es un terme subjectiu. No cal a dir que segurament trobarem semblances entre allò que diríem que ens fa feliç i allò que no (a causa de la societat i cultura que ens trobem) .
    Considero que la felicitat es el fi últim al qual hem d’aspirar. Per què? Per que ser feliç es situar-se en un estat perfecte d’harmonia entre el cos i les seves necessitats amb el benestar d’un mateix. Com puc sentir-me bé amb mi mateix? Reflexionant en que, com vull ser i mostrar-me, i arribar a aconseguir-ho. Quan en un estat d’introspecció, fent valoració, veiem que hem arribat allò que buscàvem per a un mateix ens trobem amb la satisfacció plena. Característica de la felicitat. Una persona no pot ser feliç quan veu que la seva vida no ha estat o és com desitja. Considero que hi ha diferents tipus de felicitats: momentànies (m’ha tocat la loteria que feliç ESTIC) o bé aquelles que perduren perquè no depenen del temps, en un estat apart ( SOC feliç per que he dut la vida que volia).
    A partir d’aquí :
    Estic d’acord amb els Epicurs quan argumenten que l’esser humà per naturalesa busca el plaer i fuig del dolor ja que per l’experiència ho veiem, però no estic d’acord que la felicitat sigui plaer. Crec que la felicitat engloba els diferents plaers que podem trobar: corporals, intel•lectuals… però sempre per obtenir la felicitat ens cal mes que el simple plaer.
    No estic del tot d’acord amb els Estoics. Per què no deixar-se arrossegar per les passions? Reprimir les passions es reprimir un tipus de plaer i reprimir un tipus de plaer es anar en contra de la nostra naturalesa. <> … qui pot ser feliç aguantant-se d’allò que ve amb la nostra naturalesa? D’altra manera els Estoics busquen el autodomini i la impertorbabilitat, trobo que si, son indispensables per l’equilibri i l’harmonia abans esmentada. Indispensables per trobar-se amb la felicitat, amb una vida feliç.
    Estic d’acord amb els escèptics : filosofia de reflexió abans de pronunciar-se però crec que l’escepticisme radical pot fer que no trobem la necessitat de preguntar-nos sobre la vida. En certa manera pot crear insatisfacció
    Trobo en el cinisme aspectes positius com per exemple aplicar la filosofia i allò que prediques a la teva forma de vida. Fer del pensament, un fet pràctic. Penso que l’esser humà necessita viure en societat per aconseguir la felicitat. Individu aïllat que conegui el que és viure en un col•lectiu, trobarà en falta la companyia.
    Així doncs no hem decanto per cap de les màximes sinó que tu mateix has de crear-te-la.

  22. Juanan Gil ha dit:

    Yo estoy totalmente a favor de los cínicos. Considero que la sociedad nos hace esclavos de cosas prescindibles. Las convenciones de la sociedad, no son más que el fruto de un acuerdo de intereses donde el poder está en manos de una minoría (aunque según digan nos encontramos en una sociedad democrática). Me muestro en contra de participar en la política ya que acabaran haciendo lo que les dé la real gana. Considero que para alcanzar la felicidad hemos de mantenernos al margen de todo (política, modas, etc…) que únicamente nos esclavizan. No defiendo que hayamos de prescindir de todo ni comparto la idea de Diógenes de poseer únicamente “lo puesto”, no obstante si deberíamos evadirnos un poco de la sociedad y ser críticos con ella. No debemos dejarnos arrastrar sino que más bien, deberíamos reflexionar sobre qué es realmente necesario.

    “Las cosas de mucho valor tienen muy poco precio, y a la inversa: una estatua llega a alcanzar los tres mil dracmas mientras que un quénice de harina se vende a dos ochavos” [Diógenes el cínico]

  23. Allison ha dit:

    Yo al igual que muchos de mis compañeros soy más partidiaria de la búsqueda de la felicidad al modo Epicureo, pues su razonamiento me parece de lo más lógico: somos humanos y por naturaleza tenemos la necesidad de cubrir nuestras necesidades básicas, por lo tanto, tendemos a buscar el placer y huír del dolor, es lo que nos mueve, por lo que hacemos lo que hacemos y actuamos de la forma en la que actuamos, para buscar la felicidad propia. ¿Y cómo podemos alcanzarla? Evidentemente no lo haremos mediante actos que nos produzcan dolor o malestar (ya sea físico o psicológico) sinó mediante acciones las cuales nos resulten placenteras.
    Epicuro distingue entre tres tipos de placeres, los primeros que son los naturales y necesarios y se refieren a los que se consiguen cubriendo las necesidades impuestas por el cuerpo, son los cuales nos llevarán a la tranquilidad y al equilibrio de la mente y el cuerpo. Los otros, sin embargo, no nos aportan nada. Unos nos pueden llegar a crear una necesidad no “necesaria” que sería la de endulzar los placeres, los otros, no son considerados como naturales, puesto que estan creados por la sociedad y por tanto, ¿Porque habríamos de buscar la felicidad en algo que para nosotros es del todo artificial, es decir, en algo no propio de nuestra naturaleza?

  24. Marta Casares ha dit:

    Desde mi punto de vista, la mejor manera de encontrar la felicidad propuesta entre los diferentes filósofos de el Helenismo, es la de Epicureo de Samos.

    Los epicureos siguen la teoría de que la felicidad es alcanzable y de que no responde a edades, para ellos no importa si eres demasiado viejo o demasiado joven, tienes derecho a alcanzar la felicidad. Creen, por lo tanto, que la felicidad se puede alcanzar a través de los placeres y estableciendo una jerarquía de aquellos placeres que son los mejores y mas adecuados para alcanzar la endemonia. Proponen, por lo tanto, establecer mediante la razón una cultura de placeres que nos sea útil para alcanzar nuestro objetivo, así como deshacernos de los falsos mitos y de la falsa religión que dominan a las personas (propedeutica) y que no las dejan ser felices. Así pues, establecen, que los seres humanos por naturaleza tienden a buscar el placer y a huir de el dolor (aproximación negativa). Por lo tanto, se podrá alcanzar la felicidad en el momento en el que obtengamos un estado de ataraxa (ausencia de perturbaciones y preocupaciones espirituales) y un estado de aponia (ausencia de dolores corporales). De esta manera además de manteniendo un equilibrio entre cuerpo y alma, buscando el placer en reposo, que es perfecto y equilibrado, y evitando por el contrario, el placer el movimiento que es intenso y nos desencamina hacia el exceso y desequilibrio conseguiremos una satisfacción plena y por lo tanto un estado de bienestar que nos llevará a la felicidad.

    Son por todas estas razones que me inclino mas hacia el pensamiento epicureo en lo que concierne a la felicidad, ya que estoy totalmente de acuerdo en que la edad no domina sobre la felicidad, todo el mundo merece ser feliz sin importar la edad que tengas. Además me parece más concorde con la realidad, mas realista que en otras teorías, el hecho de que los seres humanos están caracterizados por naturaleza a dirigirse a todos aquellos placeres que nos hacen sentir bien y evitar los dolores que perturban nuestro estado corporal, ya que así sucede continuamente en el ser humano. Así pues, creo que la felicidad, de entre todas las propuestas y teorías helenistas, es mas fácil de alcanzar a través de la búsqueda de los placeres mediante esa reflexión espiritual y esa ausencia de perturbaciones así como de dolores corporales, que dicen los epicureos, es una de las formas de alcanzar la eudemonia. Por lo que concierne a su otra aproximación sobre como alcanzar la felicidad, también me parece muy correcta la idea de decantarnos hacia los placeres en reposo que sí nos harán conseguir ese preciado estado de bienestar y no quedarnos a mitad del camino conformándonos con esos placeres intensos pero destructivos para nosotros mismo.

  25. Aitor Azol ha dit:

    Para ser sincero haría una mezcla de las escuelas del helenismo quedándome con algunas de las ideas de ellas para poder alcanzar la felicidad. Pero decantándome por una de ellas, el concepto que yo tengo de felicidad se asemeja más al de los epicúreos.
    El ser humano esta compuesto por cuerpo y alama y todo esta formado por átomos, por lo tanto, los dos nacen i mueren, es decir, el alma no es inmortal.
    Coincido con lo que los epicúreos afirman; el ser humano por naturaleza busca el placer y huye del dolor porque la finalidad del ser humano es la felicidad. Estos dos principios ( placer y dolor) son fundamentales en nuestra vida, ya que, los poseemos todos los seres humanos ( creados por la naturaleza ? todos iguales). Hemos de saber escoger bien los diferentes placeres, es decir, evitar los placeres del cuerpo porque nos degrada el cuerpo y provoca la insolidaridad entre personas, y cultivar esos placeres superiores, la amistad, el conocimiento, etc.
    La sabiduría radica en saber elegir (rechazar los falsos deseos y acercar aquellos que beneficien al cuerpo). El cuerpo nos ayuda porque esta acompañado de la inteligencia, y esta nos permite saber escoger através del saber y la razón, es decir, escoger bien para poder llegar a un equilibrio. Por lo tanto, somos nosotros los que encontramos ese equilibrio (ataraxia) que sin ella no podremos encontrar la felicidad. Para conseguirla hemos de utilizar la inteligencia.
    En conclusión, la felicidad se ha de compartir, y creo que la sociedad a creado la necesidad de unos placeres destructivos que evitan alcanzar con mayor facilidad la felicidad, por eso hemos de evitar esos placeres destructivos y trabajar en los placeres superiores.

  26. Mario Martinez ha dit:

    Bajo mi punto de vista la mejor forma para obtener la felicidad es la de los epicúreos.
    Epicur identifica la felicidad con el placer pero hemos de ser nosotros mismos los que hemos de diferenciar que placeres son correctos i que placeres no lo son para obrar correctamente i obtener la felicidad mediante estos.
    De todas formas no todos los placeres te dan la felicidad mediante nuestra sabiduria, razon e intel.ligencia hemos de diferenciar quales placeres son correctos i quales no.
    De tal manera que somos nosotros mismos los que hemos de saber escojer i encontrar nuestro propio equilibrio para eso necesitamos la intel.ligencia.
    De este proceso se derivara un equilibrio en nuestra alma (ATARÁXIA), a partir de esta sensacion de harmonia i serenidad obtendremos la felicidad.
    Cualquier otra etica que no defienda el placer estoy en contra por ejemplo en el caso de los cinicos relacionan la felicidad con la libertad absoluta en mi opinion este ha de ser un placer mas de nuestra alma pero no solo por ser libres hemos de ser felizes.

  27. Daniel Estañoli ha dit:

    Creo que es un error escoger solo una de las escuelas que se presentan en el helenismo, es más, es un error solo quedarse con ellas. Creo que todo lo que estudiamos nos puede servir a ver el mundo con otros ojos.
    En mi caso, la idea que se me quedó cuando estudiaba (no se si el año pasado o el otro) fue la de que uno no puede ser feliz si los que le rodean no lo son. Creo que es la idea mas acertada para mi. Claro que tambien agarro cosas de otros pensadores, como la de que el bien no tiene que ser el camino para algo, sino fin en sí mismo para lograr que TODOS seamos felices. Pienso también que uno no tiene que frustrarse por cosas que no puede cambiar, has de hacer lo que puedas y entregar lo mejor de ti, pero si no llegas a lo que querias no será porque no lo intentaste con todo lo que tenias para dar, por lo tanto puedes estar orgulloso y contento de cómo te has enfrentado al problema. También creo que analizar de dónde provienen nuestras ideas y sentimientos es un buen ejercicio para ver qué realidad tienen y sobre qué se sostienen (una idea clave para ser feliz según mi punto de vista), igual que ir a favor del bien común, que se derivaria de la idea que el bien sea fin y camino al mismo tiempo. Y, lógicamente, la idea del termino medio para todo en esta vida.
    Claro que por otra parte creo acertadas algunas cosas que no nombro aquí, pero sino esto no acabría más. Por ejemplo, a mi no me parece tan disparatada la idea de la ataraxia como idea de felicidad (más de un día me gustaria poder llegar a ese estado para pasar con mayor facilidad por ciertas cosas), aunque hoy en día seria complicado por el estilo de vida que llebamos, no es impisible, solo la tenemos que buscar (yo, por ejemplo la encuentro tocando la guitarra). La idea de escapar del dolor es otra que se nos presenta con más facilidad, igual que la busqueda del placer (aunque yo discrepo bastante en lo que algunos llaman placer)
    En conclusion, creo que quedarse con solo una corriente es insuficiente, tenemos que exprimir todo lo que nos sea posible todas las ideas que aparecen, porque esto es lo que nos hace pensar, madurar, ver las cosas de otro modo que nos puede ayudar… en fin, mejorar. Un saludo

  28. Eric Planas ha dit:

    Totalmente de acuerdo con Epicuro en cuanto a la obtención de la felicidad saciando nuestros placeres (siempre con moderación, por supuesto), aunque en mi opinión, para alcanzar la felicidad absoluta, estos placeres deben ir acompañados del cumplimiento de un deber que te estableces en una sociedad. Por ejemplo, un chico que se va a jugar un partido de fútbol con los amigos, sabiendo que al dia siguiente tiene un examen de filosofia que no ha preparado, no disfrutará lo mismo que si hubiera estudiado ya que tendrá en mente constantemente la idea de que no ha hecho sus deberes, y aunque realice una actividad que le proporcione felicidad, el incumplimiento de su deber no le permitirá alcanzar la plena felicidad. Esto me lleva a pensar que la idea de felicidad que defendian los cínicos también es válida. Podemos escoger vivir en una sociedad, lo que conlleva cargar con unos deberes que nos proporcionarán facilidad para complacer nuestros placeres, o vivir totalmente apartados de ella y buscar la felicidad en la naturaleza. Esa elección depende de que pláceres valore más cada individuo…

  29. Judith González ha dit:

    Si digo la verdad, no me siento al cien por cien identificada con ninguna de las filosofías del periodo helenístico, pero no por ello quiero decir que no esté de acuerdo con algunos aspectos de estas.

    Para mí, al igual que los epicúreos, la felicidad es placer, y por supuesto el placer no son ni preocupaciones ni dolor, sino todo lo contrario (ataraxia y aponía), pero el placer también es la satisfacción de nuestros deseos. Pero también estoy de acuerdo con que hay tipos y tipos de deseos, muchos necesarios y otros no tanto, y a veces estos deseos no necesarios pueden causar cierta tristeza a las persones ya que no son deseos primarios como dormir o beber, sino que son deseos que (el 99’9% de las veces) son causados por la sociedad y mucho más difíciles de cumplir, como por ejemplo la fama y la fortuna. Y quizás la sociedad hace más infeliz al ser humano y por tanto los seres humanos deberíamos vivir individualmente (Cínicos), aunque si en un momento nos juntamos en sociedad, sería por algo. A parte, también creo que los epicúreos no se equivocan a la hora de clasificar los deseos en cinéticos (placeres en movimiento), que son imperfectos y un medio a través del cual conseguir el equilibrio, y en estáticos (placeres en reposo), que son perfectos y representan el equilibrio. Aunque a veces los placeres cinéticos son demasiado fuertes e intensos, con lo cual pueden causar excesos, por eso no debemos dejarnos arrastrar por las pasiones (Estoicos), pero tampoco ser impasible ante esos sino gozar de los placeres en una justa proporción, ni defecto ni exceso (Aristóteles).

    Pero los humanos de por sí son seres imperfectos y avariciosos, por ello aunque les digan cómo se consigue la felicidad ellos querrán más y más, por eso quizás para el ser humano es tan difícil conseguir una felicidad plena como la de cuentos de hadas. Así que tendremos que conformarnos con pequeños momentos fugaces de felicidad, que desde mi punto de vista son más que suficientes.

  30. Àlex Prior ha dit:

    Pese a que ninguna corriente me llama la atención de la manera en que obtiene la felicidad, la que más me llama la atención, y por lo tanto defiendo es la de Epicureo. para mi es la mejor puesto que intenta alcanzar la felicidad mediante los placeres, los cuales a través de la sabiduría sabremos escoger los buenos placeres.

    A más, también defiendo la idea que el ser humano por naturaleza busca el placer y huye del dolor.

  31. Paula Arévalo ha dit:

    Estoy con Daniel cuando afirma que “es un error escoger solo una de las escuelas del helenismo, es más, es un error solo quedarse con ellas. Creo que todo lo que estudiamos nos puede servir a ver el mundo con otros ojos”.
    Pero ya que tenemos que posicionarnos a favor de una escuela o aspectos de alguna de ellas, igual que la mayoría de mis compañeros soy más partidaria del pensamiento de Epicuro de Samos. Me llena de gozo la idea de que pudiera entrar a El Jardín cualquier persona que supiera leer, ya fuera hombre, mujer o esclavo; claro está que saber leer no era un privilegio del que todos pudieran disfrutar pero después de que Aristóteles afirmara que el alma de la mujer era inferior a la del hombre (igual que la de los animales o los esclavos) pues a una le tocan la fibra feminista y se alegra al conocer la concepción de la mujer para los epicúreos.
    La política no es algo que me apasione así que sigo a favor de El Jardín, aunque soy consciente que es algo muy importante si queremos cambiar la sociedad, hacerlo a través de la política como sostenían los marxistas socialistas (y no como los anarquistas)
    Sigo defendiendo a Epicuro cuando afirma que el placer es la felicidad, pero tal y como ha escrito mi compañero Gerard, siempre y cuando se respeten las libertades de los demás. Aunque el concepto de ataraxia me parece más relevante, el bienestar del alma, aquello de decir “¡Qué bien me encuentro!”, es la coherencia de los sistemas del organismo, aunque esto ya sería pasarse a la meditación y budismo. Soy muy partidaria de ello.
    En contrapunto a los epicúreos añadiré que sí creo que haya un más allá, el alma no es mortal. Aunque sí que me resulta interesante la idea de que la muerte no es nada, que en vida no nos hace daño y al morir no sentimos nada. Tampoco estoy de acuerdo con catalogar los deseos, ya que muchas veces confundimos los deseos con los intereses y no ha de ser así.

  32. Noemí Rodríguez ha dit:

    [[Siento el retraso, por motivos personales no he tenido tiempo. Espero que todavía este a tiempo!!!]]

    Cada una de las diferentes escuelas tienen algo que las hace únicas, por eso agregaría cada uno de ellos para crear una sola. Pero con los que mas de acuerdo estoy sobre como poder alcanzar la felicidad, son los Epicúrios.
    Creo, al igual que ellos, que los seres humanos estamos compuestos de átomos ( tanto cuerpo como alma), Así que una vez muerto el cuerpo no hay nada mas allá, puesto que no podemos sentir nada, no nos debe preocupar el más allá, así que debemos suprimir esa idea, haciendo así desaparecer la incertidumbre del “después”, y eso se conseguirá cuando desaparezca el deseo de preocuparnos por uno mismo.
    Por esa razón, los seres humanos buscamos el placer y huimos del dolor, como formula para llegar a la FELICIDAD, sin dejarnos amedrentar por los miedos.
    Si nos dejamos llevar por los placeres del cuerpo solo llegaremos al dolor. Así que lo correcto seria satisfacer los placeres racionales ayudado por la sabiduría y la razón y así tener un equilibrio interior (ataráxia).
    Como conclusión, llegaremos a la felicidad cuando sepamos convivir y comparitr con los demás, teniendo en cuenta los placeres mayores, y suprimiendo los que nos pueden llegara ha hacer zozobrar y no dejarnos llegar a la plena felicidad.

  33. ¡Hola!, aunque de última hora, algunas de las últimas aportaciones merecen mucho la pena. Las valoro más cuanto más suponen una reflexión personal y un posicionamiento argumentado respecto de estas escuelas.
    Podemos observar cómo es posible debatir o reflexionar sobre cuestiones que, aunque no son fáciles, tienen una importancia vital para poder elegir el mejor modo de vida.
    Animo a quién aún falta o cualquier otra persona que quiera interpelar a quién ya intervino (lo tendré en cuenta para el redondeo final). ¡Hasta otra!

  34. Leticia González ha dit:

    A pesar que no me encuentre completamente a favor de ninguna de las escuelas helenísticas, me posicionare finalmente con la corriente de los epicúreos, ya que es en la que más de acuerdo me encuentro.
    Respecto a su pensamiento que el ser humano es materia, estoy completamente de acuerdo, ya que yo no creo en su trascendencia, en el momento que el cuerpo deja de vivir, a su vez también lo hace la alma. Las personas por naturaleza siempre buscan huir del dolor para poder llegar a alcanzar la felicidad, y creo que los deseos pueden llegar a ser el motor de nuestra existencia, porque realmente son nuestras motivaciones. Pero según Epicuro, el cual distinguió entre tres placeres, personalmente considero más importantes los dos primeros (los placeres naturales i necesario i los placeres naturales i no necesarios), puesto que considero que los artificiales no aportan valores verdaderamente.
    Ellos constaban de la ataraxia, el equilibrio de saber escoger i buscar, mediante la razón nos podremos guiar para saber escoger i encontrar cada persona nuestro propio equilibrio, para poder conseguir finalmente la felicidad, utilizando la inteligencia la que consideran la verdadera virtud.
    Distinguen dos tipos de placeres en movimiento y en reposo, en el primero consiste en el proceso de la eliminación del dolor, el acto de cumplir un deseo, y el segundo se produce cuando se consigue cumplir un deseo plenamente. Para mí personalmente tiene más valor el segundo, ya que se llega plenamente a cumplir los deseos, se cumplen las necesidades.
    Consideran como placeres superiores la amista i la solidaridad, quería la felicidad de todas las personas ya que todos pertenecemos a la misma physis, idea con la que estoy completamente de acuerdo. Niega la participación en la vida pública, lo cual no acabo de estar de acuerdo, aunque sí creo que se puede llegar más a una paz interior, manteniéndose al margen de ciertos aspectos.
    El tretrafarmaco (el remedio para los cuatro males), que pretende liberar de sus preocupaciones a las personas para poder llegar a esa felicidad tan deseada, los cuales creo que tienen razón, i veo que preocuparse por ellos es un hecho no del todo relevante, aunque me imagino que en diferentes épocas, las preocupaciones de las personas varían y en aquellos tiempos puede que estas fueran consideradas las más importantes.
    1 El miedo enfrente los dioses no ha de hacer que nos preocupemos.
    2. No se ha de tener miedo a la muerte.
    3. No se ha de tener miedo al destino o al azar.
    4. No se ha de sufrir por las necesidades naturales i los males.
    Por último me gustaría concluir diciendo que comparto varias ideas de los epicúreos, pero aún así no estoy completamente de acuerdo con todo, a pesar de ello, su manera de obtener la felicidad no la encuentro del todo equivoca.

  35. Daniel Estañoli ha dit:

    Hola vidal!
    Perdona que te ponga esto aqui pero es que tenia que decirte esto y no sabia como contactar contigo. Miercoles y jueves tendre que hacer unos tramites que no puedo cambiar de dia. Te llevare los comprobantes si los necesitas, pero este trimestre necesito subir mis notas y no me gustaria dejar de hacer tu examen. Si no puedo hacer el examen lo entiendo, pero no tengo eleccion. Supongo que el viernes podre ir a clase, aunque tampoco es seguro porque es el dia que tengo que presentar todo el papeleo. Cualquier solucion, sugerencia o lo que sea me gustaria que me la enviaras a mi correo. Muchas gracias de todas formas.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s